Tierra con magia, gente especial y como algunos sabéis, parte de mis raíces
Granada. Poco y mucho que decir. Sé que es típico hablar de sentimientos, de personas excepcionales, de momentos irrepetibles…pero todo ello creo que se queda insuficiente ante estas dos personas, porque además de ser geniales, son todo lo que llevan detrás, delante, con y para ellos.
Miguel y Anabel son sus amigos, sus compañeros, su familia. Anabel y Miguel son ese sentimiento en cada instante, emoción que va creciendo en cada momento.
Son cariño, sorpresas, estar pendiente el uno del otro.
Ana y Miguel son el significado de una pareja. Trabajadores como pocos y juntos en lo bueno y no tan bueno.
Una mirada habla por ellos, un gesto, una caricia, una sorpresa.
Muchos pequeños instantes que juntos formaban el todo de su ser y que me hicieron tan afortunado de poder captar cada sentimiento, sorpresa y momento sin parar ni detener nada. Porque todo es como debe ser, y todo es como es…PERFECTO.
No sé si el destino existe, o si uno atrae lo que busca, pero no puedo estar más contento de haberos tenido como pareja, y ahora como amigos. Hemos encajado como piezas de un puzzle.
Esta vez no he encontrado unos novios, he encontrado dos personas, dos amigos, dos sentimientos que se unían en un día que mejor se describe con imágenes que con palabras.
Esta vez he encontrado a Anabel, Miguel…y su nueva gran familia.
Se os quiere.
 
Por último, agradecer también la preparación de Alexis Viernes Eventos http://alexisviernes.es
y la decoración a los amigos y familiares implicados y cómo no el trato exquisito por parte del equipo de Las Yucas (Atarfe) https://www.lasyucas.com/bodas/. Y gracias a Granada y Andalucía porque también todo se hace más mágico con su gente y sus lugares especiales. Se trabaja muy a gusto con gente como vosotros.
 
Como siempre, ya sabéis que los novios tienen su galería privada y ahí encontraréis muchísimas más fotos y momentos.

Rafael Enzo